Arraial do Cabo, el caribe brasileño

Es una ciudad del estado de Río de Janeiro, en una región llamada Região dos Lagos. Sus playas son más exóticas y la naturaleza que lo rodea es tierra virgen. Es más, las islas a donde te llevan los barcos son reserva natural. De arena blanca y un mar cristalino, no tiene nada que envidiar a las del caribe.

Praia do Farol

Fui tres veces, dos en noviembre y una en enero. ¿Cuál es mejor? Ambas tienen sus pro y sus contra: por un lado, una de las veces que fui en noviembre me tocó un día nublado. A pesar de que disfrutas igualmente del lugar, su belleza y la tranquilidad de estar en ese paraíso natural, las vistas no son las mismas que en pleno enero con un sol radiante. Pero me sorprendió la cantidad de gente que había en esa fecha. Me acuerdo cuando estábamos esperando con mi novio a la lancha que te venía a buscar para ir hasta el barco, y seguir recorriendo las islas, y debíamos de ser más de 100 personas y unas 15 lanchas en la orilla. Era una imagen horrible, todo lo que tenía de reserva natural se perdía  frente a tanto turismo y barcos. Esa es mi única crítica a viajar en enero pero, sin duda, fueron mejores las vistas y el clima que en noviembre.

Las veces que fui fue desde Búzios, que está a 190 km de Río de Janeiro, ubicado en la costa brasileña,  en una excursión que duró todo el día. Te pasan a buscar por el hotel o en la posada donde te alojes con el bus y de ahí habrá unas 3 horas aproximadamente de viaje hasta llegar a Arraial. Una vez en el puerto, cada persona tiene que pagar un impuesto porque está a punto de ingresar a una reserva natural. De ahí te llevan con tu grupo hasta el barco asignado y comienza  la aventura.

Mucha música y comida a bordo, más la bebida que no está incluida; los brasileños te alegran el viaje con sus bailes. Primero se visitan tres playas de distintas islas, la última vez que fuimos estuvimos en Praia do farol y Praia do forno, como en la tercera no le dieron permiso al barco para ingresar, se detuvo en una zona de corales para poder hacer snorkel, fue increíble.

En el camino de vuelta hacia alta mar pasamos por la Gruta Azul, una cueva que forma parte de una impactante formación rocosa. Sólo puede ser vista en tonos de azul en épocas específicas del año: cuando sale el sol, la luz invade la cueva y el reflejo del agua transforma los colores del paredón de piedra. Desde el barco no se puede apreciar dicho fenómeno pero igualmente es algo muy lindo de conocer.

La Gruta Azul desde el barco

De paso por la Gruta Azul, también se puede ver la enorme grieta en la roca donde está la imagen de la Virgen  Nuestra Señora de la Asunción porque, según dicen, esa virgen fue encontrada por pescadores nativos en alta mar, justo en esa dirección de la brecha en la piedra. Además, en el barco nos contaron que los enamorados que se besan frente a ella, no se separan más. Y el agujero que, se dice, habría sido formado por la caída de un meteorito.

Además, en el trayecto es posible ver a delfines y, con suerte, orcas. En mi caso, no vi ninguno de los dos. Pero sí en las playas se ven peces y hasta aguavivas.

⇒Las fotos que subí en el post son todas al natural, ¡sin ningún filtro! Para que puedan apreciar los colores tan increíbles.

Si están cerca de Arraial do Cabo y pueden hacer esta excursión, ni lo duden. Fue de las cosas más lindas que conocí de Brasil y volvería una y otra vez.

B

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s